Loading...
Experiencias de nuestros Tándem y su adaptación a la Nueva realidad

Experiencias de nuestros Tándem y su adaptación a la Nueva realidad

Creado por: José Ríos Mercado. La figura del Tándem en el Kindergarten y los primeros niveles de Primaria ha jugado un papel fundamental en la enseñanza del alemán a nuestros estudiantes más pequeños. A pocos días de cumplir ya un año en el que nuestro modelo educativo tuvo que reinventarse, pasando de un escenario presencial a uno virtual, un grupo de docentes que desarrollan este rol nos dieron a conocer un balance de lo realizado el año pasado y los retos que impone la Nueva realidad para este proyecto.

Fatina Barrera – Tándem de Prekínder 4:

¿Qué representó para usted como Tándem pasar de un escenario presencial a uno virtual?

Pasar de un escenario presencial a uno virtual, representó para mí un viaje con mis compañeros y estudiantes a un lugar desconocido, donde se hablaba un idioma desconocido y donde las maletas que alcanzamos a llevar, estaban cargadas de esperanza, ansiedad, temor, incertidumbre y estrés. Nunca pensamos que este viaje iba a ser tan largo y con tantos altibajos, pero así se dieron las cosas.

Día a día fuimos enfrentando situaciones y buscando las soluciones sobre la marcha, siempre contando con el apoyo de mis colegas y de los padres, aprendiendo juntos de las fortalezas y debilidades de cada uno. Esto permitió que nos uniéramos más como equipo y que las cargas de esas maletas (sentimientos), fueran compartidas.

¿Qué ha sido lo más fácil y lo más difícil para desarrollar esta labor durante el último año?

Lo más fácil sin duda alguna fue poder realizar los encuentros virtuales con los estudiantes que ya conocíamos. Darles continuidad a sus procesos a partir del conocimiento de sus fortalezas y debilidades. Y lo más difícil ha sido privarnos de darles abrazos y poder jugar con ellos en el parque como antes lo hacíamos, adaptarnos a la “Nueva realidad” y, convivir día y noche con nuestro mejor amigo: el computador.

¿Cómo fue el aprendizaje del alemán por parte de los estudiantes en el último año (virtualidad) y qué retos representó este proceso para usted como Tándem?

El aprendizaje del alemán por parte de los niños se desarrolló en el último año de una manera espontánea y natural, con el fin de permitirles la libertad de expresarse en este idioma. Asumimos con mucho compromiso y con la mente abierta este reto, para poder a través de la tecnología, interactuar más con nuestros chicos, planeando actividades creativas que llamaran su atención: como experimentos, actividades sensoriales, de cocina, arte, yoga, entre otras.

El practicar la segunda lengua cotidianamente como se hacía en la presencialidad, permitió que los niños continuaran familiarizándose con instrucciones e incluso comandos que nunca hubiéramos imaginado se tornaran tan importantes como: “Enciende tu cámara y tu micrófono por favor”. Un vocabulario nuevo para ellos como: Teams, videos, chat, link, herramientas digitales, entró a ser parte de su equipaje de mano en este viaje tan desconocido para todos.

Las diferentes familias tuvieron por ende un acercamiento al alemán y hacían parte incluso de las dinámicas de las clases saludando (Guten Morgen), agradeciendo (Danke) o despidiéndose (Tschüss). Con la ayuda de herramientas digitales como: Nearpod, Wordwall, Liveworksheets y flashcards; y el acompañamiento del Área de Sistemas y de otros colegas con habilidades en tecnología, pudimos transmitirles a los chicos el conocimiento con mayor facilidad, utilizando diferentes canales de aprendizaje.

Sin embargo, todo esto no hubiera sido posible sin la excelente sinergia que se logra entre los dos Tándems de las diferentes lenguas (materna y extranjera), quienes como siempre decimos, constituyen “un matrimonio”, en el cual ambos docentes comparten la responsabilidad de planear, trabajar y evaluar juntos, con un objetivo de trabajo claro (metas pedagógicas) y reflexionando permanentemente sobre las diversas experiencias para identificar las habilidades y necesidades de cada estudiante.

¿Qué aportó este nuevo escenario para su crecimiento profesional y personal?

Este nuevo escenario aportó grandes experiencias, aprendizajes y beneficios para mi vida profesional como: el acercamiento a la tecnología al interactuar con diferentes herramientas y plataformas, acudir a la creatividad, la recursividad y la innovación al planear las diferentes actividades y ejecutarlas con los chicos, y conocer diversos métodos de enseñanza.

En cuanto a mi crecimiento personal me encantaría resaltar que el mayor aporte ha sido poder reafirmar mis creencias, teniendo en cuenta que Dios controla absolutamente todo y con fe, confianza, oración y esperanza, la vida es más fácil vivirla al lado de nuestros seres queridos. Que la familia es el cimiento más grande que podemos tener, que la paciencia, la calma y el respeto por los demás, son necesarios para vivir en armonía y que necesitamos valorar cada instante de la vida.

¿Qué retos le presenta la Alternancia a su labor como docente?

Los principales retos son: continuar adaptándonos a las normas de Bioseguridad para poder avanzar en nuestro camino de enseñanza, seguir contando con el apoyo irremplazable de los padres, seguir motivando a nuestros niños durante las clases a través de nuestra alegría y el amor que sentimos por ellos, brindarles el tiempo que cada uno requiere y lo más importante, respetar sus ritmos, estilos de aprendizaje (diferenciación) y validar sus emociones, sobre todo en estos tiempos tan difíciles para ellos.

Andrea Simmonds – Tándem de Prekínder 4:

¿Qué representó para usted como Tándem pasar de un escenario presencial a uno virtual?

Representó un cambio muy brusco, puesto que llegó sin avisar; en el camino nos dimos a la tarea de adaptarnos para poder sacar adelante a nuestros estudiantes, sin dejar a un lado, nuestra esencia, nuestro amor y sobre todo el compañerismo incondicional. Pasar a un escenario virtual representó salir de mi zona de confort, rescatar habilidades y tratar en lo posible, de apoyarnos desde la distancia en esas cosas que de pronto se le dificultaban más a unos que a otros, especialmente a nivel tecnológico.

¿Qué ha sido lo más fácil y lo más difícil para desarrollar esta labor durante el último año?

Lo más difícil fue superar la ansiedad provocada por el encierro y la adaptación al nuevo escenario. Rescato de todo esto, el poder disfrutar a mi familia estando en casa y darle rienda suelta a nuestra creatividad al momento de estar frente al computador para poder transmitirle emociones y experiencias a nuestros estudiantes. Le doy gracias a Dios por lo bueno y por lo no tan bueno; hoy me siento mucho más fuerte.

¿Cómo fue el aprendizaje del alemán por parte de los estudiantes en el último año (virtualidad) y qué retos representó este proceso para usted como Tándem?

El aprendizaje del alemán lo he visto siempre como algo natural en nuestro día a día. El solo hecho de tener una excelente interacción con mi compañera y entender sus instrucciones o lenguaje corporal, facilita esa naturalidad que queremos transmitirle a nuestros estudiantes.

Una de las grandes ventajas de la virtualidad es que a través de diferentes herramientas digitales como: flashcards y presentaciones en Power Point, hemos podido brindarles a nuestros estudiantes ayudas visuales y auditivas para que sigan enamorándose del alemán. El gran reto siempre ha sido que ellos se sientan cómodos y felices al escuchar una lengua diferente a su lengua materna, evitar traducir todo lo que mi compañera dice y simplemente dejar que fluya el entendimiento.

La situación vivida en el último año nos impulsó diariamente a ser mucho más creativas, a tener en cuenta todos los estilos de aprendizaje y respetar los tiempos de cada estudiante. Mi reto personal es seguir aprendiendo el idioma para que cada día pueda entender mucho más a mi compañera y así poder apoyar de forma natural la enseñanza de esta lengua.

¿Qué aportó este nuevo escenario para su crecimiento profesional y personal?

Que somos más fuertes de lo que creemos, que Dios no pone un peso en nuestra espalda sin brindarnos un poco de ayuda. Aprendí que con paciencia, compañerismo, trabajo en EQUIPO y amor, todo es posible. No hay nada más fuerte que un corazón enamorado de su familia y su trabajo. Por más cansada o estresada que me podía sentir, me sentaba frente al computador con una sonrisa, con la mejor energía, siempre pensando en mis estudiantes.

¿Qué retos le presenta la Alternancia a su labor como docente?
En términos de Bioseguridad, el gran reto es ante todo a no bajar la guardia, a seguir cuidándonos. Si yo me cuido, cuido a los demás. El reto educativo para mí es seguir brindando una educación de calidad, donde tenemos que tener en cuenta la diferenciación entre estudiantes y fortalecer la relación casa-colegio.

Solangel Balentine – Tándem de la Klasse 1A:

¿Qué representó para usted como Tándem pasar de un escenario presencial a uno virtual?

Ha representado para mí: la entrega a tiempo completo, la necesidad de establecer un vínculo seguro a través de la pantalla que nos permitiera llegar a los niños con las mejores herramientas y desarrollar procesos de enseñanza-aprendizaje con las diferentes intenciones pedagógicas planeadas, y el doble de escucha para comprender e interpretar desde lo virtual lo que como equipo de trabajo buscamos proyectar.

¿Qué ha sido lo más fácil y lo más difícil para desarrollar esta labor durante el último año?

Lo más fácil fue la continuidad que tuve con el grupo que estoy acompañando, son mis estudiantes desde hace 3 años y esto me ha permitido mantener con ellos vínculos seguros, llenos de confianza y motivación para los retos que enfrentamos juntos en su paso a la Klasse 1. El reto era aprender a leer y todos en algún momento teníamos miedo, sin embargo, la confianza y el conocimiento de cada uno de mis alumnos me permitió regalarles una palabra de confianza y llegar con las herramientas necesarias para iniciar este proceso que se dio lleno de magia. ¡Lo logramos!

Lo más difícil, ver sus lágrimas de frustración al no poder estar en el parque del colegio jugando con sus amigos, no poder estar junto a ellos borrando en sus cuadernos y no escucharlos lo suficiente. Las cosas difíciles siempre serán relativas al sujeto, en mi caso particular lo más difícil ha sido lidiar con el límite que nos impone la fría pantalla.

¿Cómo fue el aprendizaje del alemán por parte de los estudiantes en el último año (virtualidad) y qué retos representó este proceso para usted como Tándem?

Fue una pregunta que nos planteamos como Tándems al inicio de la virtualidad, sin embargo, nuestro grupo tiene la ventaja de ser pionero en enseñanza del alemán desde el Parvulario; los niños tienen un plus para esto: su escucha y actitud positiva para aprender, ha permitido que esto sea algo natural, fluido y en medio de una interacción espontánea.

¿Qué aportó este nuevo escenario para su crecimiento profesional y personal?

El aporte en lo profesional ha sido grande en cuanto al manejo de las herramientas y las nuevas e innumerables formas de enseñar, se ha sentido y vivido la escuela en todo momento gracias a las herramientas digitales encontradas para desarrollar una buena hora de clase. En lo personal significó saber que hay algo más allá de lo que conocía y que el aprendizaje es permanente, y que hay que mantener la mente abierta y las ganas de aprender cada día; sentir ese deseo de hacer bien lo nuevo, aunque sintiera miedo por lo desconocido.

¿Qué retos le presenta la Alternancia a su labor como docente?

El principal reto es equilibrar mi vida en lo profesional y lo personal. Para nadie es un secreto que ajustamos nuestras necesidades como trabajadores y miembros de una familia en esta coyuntura, volver ahora significa reajustarnos y seguir dando lo mejor en estos mismos escenarios.

Alexander Campo – Tándem de la Klasse 2A:

¿Qué representó para usted como Tándem pasar de un escenario presencial a uno virtual?

Pasar de un entorno presencial a uno virtual me generó momentos de ansiedad. En algunos momentos llegué a pensar que no sería posible alcanzar los logros planteados. Fue un cambio brusco, pero como todo cambio requiere un gran esfuerzo, éste me lo exigió al máximo, me dio la gran oportunidad de renovarme, aventurarme por nuevos caminos, aprender y conseguir resultados diferentes.

Fue muy importante el apoyo y la comunicación con mi Tándem, porque gracias al trabajo en equipo y al reto que aceptamos, pudimos darnos cuenta que cruzar las barreras e ir más allá de los límites, hace que nuestro quehacer pedagógico sea una experiencia innovadora y significativa.

¿Qué ha sido lo más fácil y lo más difícil para desarrollar esta labor durante el último año?

No quisiera decir que hay algo más fácil o más difícil dentro de este nuevo escenario. Cada quien adapta sus habilidades para evolucionar. Preferiría decir que definitivamente hay muchas enseñanzas, las cuales he acogido como oportunidades para aprender, desarrollar y potencializar experiencias de trabajo que me conecten con mis estudiantes, hacer todo lo posible por no sentir que una pantalla nos separa, sino que nos transporta a lugares, a sensaciones, emociones y nuevos aprendizajes.

¿Cómo fue el aprendizaje del alemán por parte de los estudiantes en el último año (virtualidad) y qué retos representó este proceso para usted como Tándem?

Ya que no es fácil interactuar a través de una pantalla, uno de los retos más grandes en la virtualidad fue crear y consolidar lazos entre estudiantes y docentes. Estando en clases presenciales, era muy importante el lenguaje corporal y el juego, con el tono de voz para enseñar alemán y crear vínculos personales; trasladar esta dinámica a las clases virtuales ha sido un desafío, pero lo hemos cumplido.

Me atrevería a decir que ha sido de gran ayuda el uso de las nuevas herramientas digitales, audiovisuales e interactivas, para seguir motivando a los niños a enamorase del idioma. Con estos nuevos recursos respondemos a los diferentes tipos de aprendizaje y fortalecemos también las habilidades de: escucha, lectura, habla y comprensión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *