Loading...
Ser Audaz: Fortaleza y Virtud

Ser Audaz: Fortaleza y Virtud

Creado por: Dayanna Márquez.

Según el diccionario de la Real Académica Española, la palabra ‘audacia’ significa ‘osadía, atrevimiento’, lo cual indica que algo o alguien ‘audaz’ se muestra y se destaca por su valentía, coraje y arrojo, en su accionar o manera de ser. Contemplada como una virtud humana que permite sortear dificultades cotidianas con templanza y coraje, existen diferentes formas para entrenarla y potencializarla.

Un interesante estudio que realizó Martin Seligman (2005) y que publicó en el American Journal of Psychiatry, titulado ‘Fortalezas y virtudes del ser humano’, describió las características que definen a las personas capaces de enfrentar la adversidad, que saben invertir recursos, que desarrollan habilidades para trabajar en su propio bienestar y que manejan mejor el estrés y la ansiedad.

Desde este estudio, se plantea que la audacia permite al ser humano:

  • Tomar buenas decisiones.
  • Cuestionar y pensar diferente.
  • Establecer responsabilidades de sí mismo.
  • Expandir los horizontes.

A continuación, se comparten las siguientes recomendaciones para estimular y cultivar esta importante virtud en los niños y adolescentes:

  1. Dar tiempo y dejar que decida. No se puede obligar a alguien a ser valiente. Si su hijo teme lanzarse a la piscina o no quiere entrar a un nuevo grupo de amigos, dele tiempo para que decida a darse una oportunidad o no. Eso creará una asociación positiva con lo nuevo y no algo negativo.
  2. No retenerlo. Deje que conozca nuevas situaciones y permítale explorar el mundo. No se trata de dejarlo solo y sin supervisión, sino simplemente abrirle el espacio, pero, sobre todo, hacerle sentir que se confía en él.
  3. Predicar con el ejemplo. Sí, los padres son la principal influencia en la vida de un niño o adolescente, intente nuevas cosas también por su lado. Enséñele que salir de su zona de confort es saludable.
  4. Conviértase en su ancla. Ser su “zona segura” significa hacerle saber siempre que puede contar usted y que estará detrás de él.
  5. Fomentar la lectura de libros inspiradores. Si su hijo tiene una rutina nocturna de lecturas, se deben incluir historias infantiles con líderes valientes y hay que dejarlo que se sumerja en la confianza.
  6. Enséñele a valerse por sí solo. Que sepa la diferencia entre lo bueno y lo malo desde muy pequeño, es valioso porque deberá enfrentar situaciones en las que todos eligen “lo fácil” mientras él preferirá “el camino correcto pero solitario”. Pues eso hace parte de ser valiente: tomar decisiones difíciles.
  7. Felicítelo y dígale frases alentadoras al niño o adolescente. También puede usar frases de liderazgo incluso en momentos difíciles, puesto que “a veces está bien fallar y tener miedo”. El refuerzo positivo y la empatía son claves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *