Loading...
Raúl Lara y su aporte en el campo de la Neurocirugía

Raúl Lara y su aporte en el campo de la Neurocirugía 

Nuestro exalumno de la Promoción 1988, Raúl Lara, se desempeña actualmente como Jefe del Servicio de Neurocirugía en la Clínica Centro de Barranquilla y también presta sus servicios en la Cínica Iberoamérica y la Portoazul. Luego de terminar su bachillerato estudió Medicina en la Universidad Libre de Barranquilla, cursó dos años de especialización en Neurocirugía en la Universidad del Rosario de Bogotá y se trasladó a Alemania para continuar con esta formación en las ciudades de Halle y Bremen. 

“Mi gran admiración por este país europeo y gracias a la experiencia que tuve en mis dos intercambios estudiantiles cuando cursaba 8° y 10° me motivaron a realizar mi posgrado allá. Después de varios trámites logré en el 2003 una plaza como becado en la Clínica Bermannstrost de Halle; un año más tarde me oficializaron como residente de la especialización en Neurocirugía en el Sistema de Salud Nacional Alemán”, expresó el médico. 

Raúl Lara indicó que en el 2006 obtuvo una plaza en Bremen para continuar con su formación, la que concluyó en el 2009 al recibir el título de Neurocirujano por parte de la Cámara de Médicos de esa ciudad. Durante varios meses se desempeñó como especialista en varias ciudades de Alemania donde se entrenó a nivel de cirugías especiales cráneo-espinales mínimamente invasivas, antes de tomar la decisión de regresar a nuestro país. 

“Mi alto rendimiento académico en ese país me brindó la posibilidad de ingresar al Programa de Apoyo Económico brindado por el Centro Internacional de Migración y Desarrollo (CIM) de la ZAV (Zentrale Auslands– und Fachvermittlung de la Bundesagentur für Arbeit), otorgado a los extranjeros de países en vías de desarrollo; actualmente ejerzo mi especialidad en varias clínicas de Barranquilla y Santa Marta”, manifestó el médico. 

Para Raúl Lara el Colegio Alemán inculcó en él la libertad de pensamiento, la disciplina por el estudio y la responsabilidad en el trabajo; él le agradece a la institución las buenas bases de alemán, ya que le permitió una rápida adaptación al servicio médico-quirúrgico del país europeo, logrando al año de su llegada el reconocimiento de directivos y colegas. También calificó el intercambio estudiantil como una “puerta” que le ha permitido a muchos alumnos dar el más grande paso de sus vidas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *